La Atención

Veamos que dice el Sr. Gurdjieff ante las preguntas de dos discípulos acerca de la ATENCIÓN y Relatos:

 

Pregunta:  Sr. Gurdjieff, le pregunté el jueves pasado, si existe alguna forma de desarrollar la atención; Ud. me dijo que la atención estaba medida en el grado con el que una persona se recuerda a sí misma. Ud. específicamente  me dijo que mirara dentro de mí mismo. Le pregunté especialmente esto, porque no he podido poner mi atención en la lectura de Belcebú. Durante esta semana entendí que la atención era lo que yo soy. Existen tantos tipos de atención dentro de mí, como tantos diferentes YOES en mí. Deseo preguntarle si para desarrollar la atención existe sólo el método del "Yo Soy" o si hay otros métodos especiales.

Gurdjieff: Puedo decirle una cosa. Los métodos no existen. No conozco ninguno. Pero ahora puedo explicarlo todo fácilmente. Por ejemplo, se que en Belcebú se encuentra todo lo que uno debe conocer. Es un libro muy interesante. Todo está en él. Todo lo que existe, todo lo que existió, todo lo que puede existir. El comienzo, el fin, todos los secretos acerca de la creación del mundo, todo está allí. Pero uno debe entender y entender depende de la propia individualidad.

Cuánto más instruido está el hombre en cierto sentido, más puede ver. Subjetivamente,  cada cual está capacitado para comprender de acuerdo al nivel que ocupa, dado que es un libro objetivo, cada uno entenderá algo sobre él. Una persona entiende una parte, otra mil veces más. Ahora, busque Ud. la forma de poner su atención en comprender todo Belcebú. Esta será su tarea y una buena forma de fijar una atención real.

Si Ud. puede poner verdadera atención en Belcebú, entonces Ud. puede tener verdadera atención en su vida. Ud. no conocía este secreto. En Belcebú está todo, lo he dicho, hasta como cocinar una omelette. Entre otras cosas, eso esa explicado y sin embargo en Belcebú no hay ninguna palabra acerca de cocinar.

De este modo, ponga Ud. su atención en Belcebú, una atención distinta a la que Ud. está acostumbrado y Ud. podrá tener la misma atención en la vida.

Pregunta: Hace muy poco, recomencé la lectura de Relatos pero encuentro en mí aquello que siempre me ha impedido trabajar, un cierto tipo de avidez que al final de un breve tiempo me deja cansado y no habiendo retenido nada. Mi tiempo ha sido desperdiciado.

Gurdjieff: Eso es porque Ud. sólo lee con su cabeza. Haga un ejercicio. Lea sólo un poco, una página por vez. Al principio Ud. debe tratar de entender con su cabeza, entonces sienta, luego procese. Y después regrese y piense. Ejercítese a Ud. mismo para leer con los tres centros. En cada libro hay material para enriquecerlo a Ud. mismo. No importa lo que lea ni la cantidad, pero sí importa la calidad de la forma de lectura.