El Bostezo, la Risa y
el Yoga Caucásico

Este título que puede parecer extraño, encierra una clave. Trataremos de encontrar un nexo entre la enigmática afirmación del Sr. Gurdjieff transcripta por P.D. Ouspensky en el Capítulo XI de “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocidaˮ y una de las posibles fuentes del conocimiento esotérico del Cuarto Camino, que según nuestro entender, se puede desentrañar a través del manuscrito del Conde Stefan Colonna Walewski (1897-1955) titulado “Un Sistema de Yoga Caucásicoˮ publicado en Inglés en el año 1955 por Falcon`s Wing Press.

En el Capítulo XI de “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocidaˮ, bajo el subtítulo: Explicación del Bostezo en Función de los Acumuladores, citada por P.D. Ouspensky leemos la siguiente afirmación del Sr. Gurdjieff,: “En nuestro organismo, dijo G., hay dos funciones que siguen siendo incomprensibles e inexplicables desde el punto de vista científico, aunque naturalmente la ciencia no admite su incapacidad de explicarlas: éstas son el bostezo y la risa. Ni el uno ni la otra pueden ser comprendidos o explicadas correctamente si se ignora todo lo de los acumuladores y de su papel en el organismo . Ustedes habrán notado que bostezan cuando están cansados. Esto es especialmente notorio en el alpinismo cuando un hombre no acostumbrado escala una montaña: bosteza casi continuamente. El bostezo tiene por efecto el bombear energía a los pequeños acumuladores. Cuando se vacían demasiado rápidamente, en otros términos cuando uno de ellos no tiene tiempo de llenarse mientras el otro se está vaciando, el bostezo se hace casi continuo. En ciertos casos de enfermedad, se puede producir un paro cardíaco, por ejemplo cuando un hombre quiere bostezar pero no puede; en otros casos al estar desarreglado el funcionamiento del bostezo, un hombre puede bostezar sin interrupción, sin provecho alguno, es decir, sin poder sacar ninguna energía. El estudio y la observación del bostezo, hechos desde este punto de vista, pueden revelar muchas cosas nuevas e interesantes. La risa también está en relación directa con los acumuladores. Pero la risa es la función opuesta al bostezo. La risa no nos carga de energía, por el contrario, la expulsa, nos extrae la energía superflua que se encuentra almacenada en los acumuladores.ˮ

 

No nos consta que en ningún otro texto esotérico, se citen referencias como la del Sr. Gurdjieff,  en la cual se hiciera una explícita alusión al bostezo o a la risa, como funciones de los centros instintivo y motor.

 

Esto cambió al tomar conocimiento de las prácticas del Yoga Caucásico, tal cual han sido expuestas por el Conde Stefan Colonna Walewski, de ahora en más señalado en nuestro texto como CSCW.

 

Quienes han indagado acerca de los orígenes esotéricos del Cuarto Camino, han elaborado hipótesis diversas. Desde aquellos que ven en el Sr. Gurdjieff al presunto sheikh encubierto de una tarika sufi, hasta otros que (como recientemente lo plantea Tobias Churton en su nuevo libro titulado “Deconstructing Gurdjieffˮ) lo identifican como un Gnóstico o un Masón disfrazados. Otros, parafraseando al mismo Sr. Gurdjieff, afirman que el Cuarto Camino es simplemente Cristianismo Esotérico.

 

Sin desdeñar la posibilidad concreta de que el Sr. Gurdjieff efectivamente haya tenido contactos de distinta duración con más de una corriente espiritual propia de Asia Central, nos parece relevante señalar la poco explorada conexión entre el Cuarto Camino y el denominado Yoga Caucásico, donde definitivamente y de manera indubitable, encontramos una práctica en la cual se refiere al bostezo como metodología para la recarga energética. Esta llamativa coincidencia, arroja luz sobre una posible vinculación de nuestra Enseñanza con antiguas prácticas esotéricas de Asia Central.

Otra evidencia de la conexión oculta entre el Yoga Caucásico y el Cuarto Camino de  Gurdjieff, se encuentra en la cita que Alfred Richard Orage realizó en «Commentaries on G. I. Gurdjieff - All and Everything» pág. 72 (editado por C.S. Nott) donde él expresó: «La octava es el desarrollo de tres primarios -la ley de tres. En el espectro sólo hay tres primarios -rojo, amarillo, azul. Si como un símil tomamos el rojo como positivo, el azul como negativo y amarillo como neutralizante, ahora en el hombre rojo y azul están invertidos»

Primero, digamos que el CSCW fue un noble polaco que habiendo nacido en 1897 en Vilna (Lituania), y que como resultado de su pertenencia a una familia de diplomáticos, tuvo una prolongada permanencia en el Caúcaso hasta aproximadamente 1915, que fue justo el año en que el Sr. Gurdjieff conoce a P.D. Ouspensky. En 1916 y con 19 años, el CSCW viaja a los EE.UU. donde pocos años después adquiere la naturalización y posterior ciudadanía, para finalmente fallecer en New York en 1955.

En base a lo informado por Charles A. Muses (editor de Falcon`s Wing Press) en el prólogo de “Un Sistema de Yoga Caucásicoˮ, resumimos la siguiente información biográfica acerca del CSCW: La carrera profesional del CSCW fue la de un reconocido coleccionista de objetos artísticos antiguos. Su negocio conocido bajo el nombre de Esoterica y ubicado en la ciudad de New York, era la puerta de entrada a un mundo mágico, donde talismanes y otros artículos derivados del arte objetivo, trasladaban a sus visitantes a otra época y dimensión. Un aspecto menos conocido del CSCW era su incesante búsqueda espiritual y su cordialidad hacia todo el género humano. Tras su deceso en 1955, Charles A. Muses siguió el mandato del CSCW, procediendo a editar el facsímil de un manuscrito extraño redactado por un hombre a su vez aun más extraño.

 

En este texto, se detalla la síntesis y la metodología de trabajo que el CSCW recibiera en el Caúcaso, en idioma Persa y Ruso por parte de dos iniciados de una escuela esotérica. El texto debía publicarse sólo tras la muerte del CSCW y en una cantidad limitada a 500 ejemplares.

Esta extraña obra, buscó preservar y difundir una isla de conocimiento de una zona geográfica  que luego fue arrasada por las guerras entre Persas, Otomanos y Rusos, pero principalmente por la revolución bolchevique de Octubre de 1917. Se trata de un compendio de siete Arcanos Maestros (Ejercicios)  por un lado, y por otro lado de veintiséis Arcanos Menores (Ejercicios).

 

Esta enseñanza, tiene puntos de contacto notables con la tradición caucásica denominada Ahmsta Kebzeh, parcialmente reflotada en Canadá por el místico circasiano Murat Yagan (1915-2013) y por  Otoman Zar-Adusht Ha'nish (1844-1936) bajo la denominación de Mazdaznan. Más información en www.caucasianyoga.org

El sustrato del Yoga Caucásico se basa en la tradición esotérica del Zoroastrismo, con elementos del shamanismo de Asia Central y del esoterismo Egipcio. Por donde se lo mire, el Yoga Caucásico es un sistema original y sin puntos de contacto con las otras doctrinas esotéricas / ocultistas más difundidas en Occidente.

 

Uno de los Arcanos que más llamó nuestra atención es el Arcano Menor Nº 13, donde justamente el CSCW explica que a través del BOSTEZO se produce una recarga energética del organismo humano. Grande fue nuestra sorpresa, al encontrar la primera y única referencia concreta en relación a lo citado por Ouspensky, respecto a lo afirmado por el Sr. Gurdjieff, concerniente a la función fisiológica del bostezo.

Seguidamente transcribimos parte de lo escrito por el CSCW: “Arcano Menor XIII: Rejuvenecimiento de Energía: Este arcano será practicado en casos importantes. La batería corporal de energía está concentrada en el fluido espinal y este fluido al tocar los centros les suministra el poder de la vida. El organismo humano tiene una forma de movilizar el fluido espinal por medios naturales . En el caso de estar exhausto y en el caso de energías menguantes, el camino es el bostezo. - El proceso del bostezo presiona sobre la médula oblonga (bulbo raquídeo), haciendo aumentar al mismo tiempo la presión en la cavidades de la cabeza, y en el canal central (cuarto ventrículo) . Durante un proceso satisfactorio de bostezo,  usted siente una refrescante presión dentro de la cabeza, difundiéndose hacia las orejas, en las cuales se oirá un estruendoso sonido, y también el sonido de un tintineo como el de delicadas cadenas de plata, también se experimenta una profunda y satisfactoria inhalación que llena e impregna al plexo solar.ˮ Luego sigue una descripción de los ejercicios.