Eneagrama

Es un símbolo esotérico que resume a la Ley de Tres (Ley de Creación del Universo), y a la Ley de Siete (Ley de Sostenimiento del Universo),  tanto en sí mismas como leyes individuales, así como en su interacción recíproca. Tomadas juntas, ambas Leyes representan la sucesión de procesos creativos, destructivos y conciliadores de todo el Universo.

Todos los fenómenos creados obedecen a la conjunción de las tres fuerzas que se expresan en la Ley de Tres, mientras que la Ley de Siete dicta el cómo se van a comportar dichos fenómenos creados.

Este símbolo está compuesto por un círculo externo, un triángulo equilátero interno y por una figura de seis lados. El círculo simboliza tanto la existencia aislada de una cosa como un todo y su proceso de eterna recurrencia.

 

El triángulo representa a Ley de Tres y al funcionamiento de la Octava. El punto 9 representa tanto al primero como al último Do de la octava, mientras que los puntos 3 y 6 corresponden a los choques necesarios para que fluya la octava. Estos puntos 3 y 6 son los que permiten que la octava establezca conexión con lo que existe afuera de ella.